Grandes portadas…Grandes discos…

Entradas etiquetadas como “1969

The Beatles – Abbey Road

EL DISCO:

Abbey Road es el duodécimo álbum de estudio publicado por la banda británica de rock The Beatles, considerada por muchos su obra cumbre, editado en el año 1969. Fue su último disco (Let It Be se publicó posteriormente pero fue grabado antes).

El álbum fue producido y orquestado por George Martin, con Geoff Emerick como ingeniero de grabación y Tony Banks como operador de cinta. Participó también, como asistente de grabación, Alan Parsons.

El álbum se caracterizó por la presencia de un medley en el lado B, una larga pieza de 16 minutos, que constaba de ocho canciones enlazadas una tras otra sucesivamente. También destacó por contener dos de las canciones más conocidas del guitarrista George Harrison, “Something” y “Here Comes the Sun”, popularizando ésta última el uso del sintetizador (Moog) en el rock.

LA PORTADA:

La portada se convirtió en una de las más famosas de la historia de la música, en la cual se representaba a The Beatles cruzando un paso peatonal en el cruce de Grove End Road con la calle Abbey Road, frente a los estudios donde se grabaron casi todas sus canciones desde 1962. Al igual que la del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, ha sido imitada infinidad de veces.

El fotografo encargado de la realización de la portada fue Ian McMillan que posteriormente trabajaría con Lennon y Yoko Ono entre otros.

Abbey Road era una calle con bastante tráfico, y por ello tan solo se pudieron sacar en un tiempo limitado 6 fotos de las que tenía que salir la portada del disco. El Volkswagen Escarabajo que aparecía en la foto solía estar aparcado en ese sitio muy a menudo y después de aparecer en la portada del álbum sería objeto de numerosos robos por parte de los fans.

Hay muchos detalles curiosos en esta portada que han contribuyó de forma especial en la consolidación de la leyenda urbana de que Paul estaba en realidad muerto. La leyenda se basaba en la manera en que aparecían los músicos en la portada: cruzando el paso de cebra de la calle en fila india, como escenificando un cortejo fúnebre. Los trajes que llevaban simbolizaban “al sacerdote”, “el amigo del difunto” o “el enterrador”. Otro detalle es que McCartney iba descalzo, caminando con los ojos cerrados y con su paso descoordinado respecto al resto de los Beatles (Paul que vivía bastante cerca de los estudios de grabación, había llegado ese mismo día de la foto con sandalias, de hecho, en algunas de las otras fotos tomadas ese día se le podía ver caminando con ellas).

La contraportada del LP mostraba la placa con el nombre de la calle donde se habían realizado las fotografías, y que llegaría a desaparecer con el tiempo. La palabra “Beatles” se añadió posteriormente a una foto de otra placa tomada también por Ian McMillan, y con la cual se hizo después el fotomontaje de la contraportada, quedando asimismo en ella la figura borrosa de una joven que se había pasado delante del objetvo de la cámara del fotógrafo en el momento de tomar éste la foto.

Fuente: Wikipedia.
Hay muchos más detalles curiosos en esta portada, solo hay que buscarlos y….usar la imaginación, aunque personalmente lo que me parece más curioso es que Paul y sus amigos, muertos o vivos, consiguieran hacer este discazo con tan solo 28 años.

King Crimson – In the Court of the Crimson King

EL DISCO:

In the Court of the Crimson King es el primer álbum publicado por el grupo King Crimson en el año 1969. Es usualmente considerado el primer álbum de rock progresivo.

Este álbum se destaca por la combinación de las letras y la instrumentación (con importante influencia de jazz y música clásica).

El siguiente álbum, In the Wake of Poseidon, tuvo un sonido similar. Sin embargo, este álbum fue muy influyente en la emergente escena del rock progresivo y en el art rock.

Este trabajo alcanzó el puesto 5 en las listas inglesas y el puesto 28 en las de Estados Unidos. Fue remasterizado a fines de los años 1980.

LA PORTADA:

La portada fue realizada por Barry Godber (1946–1970), artista y programador informático. Godber murió en febrero de 1970 a causa de un infarto de miocardio, al poco tiempo de haberse editado el álbum. Este trabajo constituiría su única pintura, ahora propiedad de Robert Fripp. Con respecto a Godber, Fripp dijo:

“Barry Godber no era pintor sino un programador de computadoras. Esta pintura fue la única que hizo. Él era amigo de Peter Sinfield y murió en 1970 de un ataque al corazón, cuando tenía 24 años. Peter trajo la pintura y a la banda le encantó. Recientemente, recubrí el original que estaba en las oficinas de EG porque estaba expuesta a la luz y bajo el riesgo de dañarse, así que acabé quitándola de allí. La cara que aparece afuera es la del Hombre Esquizoide y la de adentro es la del Rey Carmesí. Si miras a la cara sonriente, sus ojos revelan una increíble tristeza. ¿Qué puede uno agregar? Refleja la música.”

Fuente: Wikipedia.